Print this page

¡Debe vivir el padre para que viva la familia! Es el lema del ministerio de “Escuela Para Padres”. Frase pequeña y sencilla pero de gran impacto que encierra una gran verdad en un mundo que cada vez se consume más por la violencia dentro y fuera de los hogares. Alrededor de todo el mundo vemos con tristeza familias carentes de la influencia de padres verdaderos que han traído como consecuencia su desintegración y casi su exterminio. México no es la excepción. Las estadísticas nos muestran un panorama muy desalentador. “La pérdida de valores y la desintegración familiar son los detonantes para que en México este sector lidere la estadística de muertes violentas, adicciones, embarazos no deseados y enfermedades”, afirma Priscila Vera Hernández, titular del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ).” Lo más lamentable es confirmar a través de varios estudios y encuestas que niños y niñas, jóvenes y señoritas y madres de familia tienen sentimientos de soledad, aislamiento y abandono, y que se requiere urgentemente que el padre de familia asuma su responsabilidad como tal. Son miles, millones de hijos que están gritando: ¡Padre, te necesito para tener bienestar en todos los sentidos! ¡Necesito tu presencia para tener una identidad verdadera! ¡Me haces falta para reforzar mis valores y fundamentos cristianos! ¡Necesito de tu guía para tener una influencia positiva! ¡Necesito me muestres tu visión para entender mi misión en la tierra!

Escuela para Padres en México, alza su voz para ser tomada en cuenta como instrumento y respuesta de cambio y transformación para la familia. “Vivía en crisis familiar sin darme cuenta el porqué. Siempre me esforcé por darles lo mejor a mis hijos.

 

"Hoy gracias a Escuela para Padres, he comprendido que ellos lo que más querían era pasar tiempo conmigo"
P. DomínguezVillahermosa, Tab.
“Lo doy gracias a Dios por esta escuela, se que es el inicio de un gran avivamiento entre los varones de todo México, siendo transformados por Dios”
David IbarraChihuahua, Chih.
”Escuela Para Padres es un evento único que creo firmemente nace del corazón de Dios. Siempre que tenga oportunidad, animaré a alguien para que participe de esta bendición”
Carlos TafollaLa Piedad, Mich.
 

Estos testimonios y cientos más son el resultado del comienzo del mover del Espíritu Santo a través del ministerio de Escuela para Padres y podemos darnos cuenta del impacto de sus enseñanzas que no solo lo cambian y trasforman al padre de familia para llevar a la práctica su misión de ser padres piadosos, lideres en el hogar, en la iglesia y en la sociedad. Estos padres de familia como muchos otros invirtieron tiempo, esfuerzo y su dinero esperando resultados para el beneficio de su hogar y por la gracia de Dios no solo han sido restaurados. Han podido comprobar que ha valido la pena invertir sus recursos, a veces limitados en Escuela para Padres porque están convencidos que a través de este ministerio las familias son restauradas, las iglesias crecen y existe la esperanza de que nuestra sociedad cambie. Hoy es el tiempo de invertir nuestros recursos en la formación y fortalecimiento de familias sanas. Invertir en Escuela para padres es invertir en el establecimiento del Reino de Dios a través de este hermoso ministerio. ¡Debe vivir el padre para que viva la familia!

Para más información mándanos un mensaje: